Noticias belle&spa

Cera o fotodepilación. Esa es la cuestión

¿La cera tiene los días contados? Es una pregunta que nos hacemos cuando probamos la fotodepilación.  

La fotodepilación con luz pulsada intensa se impone cada día más tanto en mujeres como en hombres.  Ellos también se apuntan a esta forma de tener el vello bajo control, cuando la has probado y visto sus beneficios no puedes resistirte a ella. La fotodepilación (Luz Pulsada Intensa o IPL) es muy versátil y con buenos resultados para cualquier tipo de piel. Es un método moderno, eficaz, seguro y absolutamente indoloro que cautiva a ambos sexos por sus rápidos resultados.

Es necesario saber que en las zonas en las que la piel es más fina, como ingles y axilas, la luz pulsada que emite la fotodepilación es más efectiva, aunque también más dolorosa (pero si soportable) porque alcanzan las raíces más profundas del vello. En cambio es menos efectivo en las zonas de influencia hormonal, como el pecho, mentón, la zona lumbar y tórax de las mujeres o espalda de los hombres. En cualquier caso, aunque siempre se nota la diferencia, este sistema no  garantiza la desaparición completa del vello. Depende mucho de la persona a tratar, el tipo de vello y la zona, y no únicamente del número de sesiones.

No es conviene someterse a este tipo de depilación si acabas de broncearte o si estas embarazada.

Para poder iniciar el tratamiento debe haber vello a la hora de la aplicación, o sea que la/el paciente deberá rasurarse el área 4 o 5 días antes, o dejar pasar 3 semanas desde la depilación por cera para permitir un pequeño crecimiento de los pelos. Una vez realizada la misma bajo ningún concepto deberá volver a depilarse la zona tratada con cera o cualquier otro mecanismo que elimine el vello de raíz, únicamente deberá cortar el vello hasta la próxima sesión, la cual en un 90% de los casos se obtienen grandes y visibles resultados.

El número de sesiones varía según el área a tratar, la cantidad de vello, el tipo de piel, la duración del ciclo de crecimiento piloso de cada zona, etc., pero normalmente se necesitan de 3 a 6 sesiones para lograr el resultado buscado. En resumen, la fotodepilación con IPL es un método de depilación cosmética progresiva eficaz para pelo de cualquier localización y en cualquier edad.

En general, se considera que la efectividad de la fotodepilación mediante luz pulsada está en torno al 85%-90% de la eliminación del vello corporal, siempre y cuando ésta reúna las condiciones correctas. Existirá un pequeño porcentaje de recrecimiento del vello, pero éste será más fino, más débil y de color más claro como consecuencia de la miniaturización que sufren los folículos por la acción de la luz pulsada y que irán desapareciendo paulatinamente conforme se repita la exposición a la luz pulsada.

Se recomienda iniciar el tratamiento unos 3 meses antes de iniciar los primeros baños de sol, ya que es una técnica que no se puede realizar cuando la piel ha estado sometida a sesiones de bronceado como hemos mencionado anteriormente.

Ahora que cuentas con la información necesaria para acabar definitivamente con el vello, no lo dudes líbrate de el!!